México enfrenta, en desventaja, la nueva economía digital. | Agenda de Inversiones

México enfrenta, en desventaja, la nueva economía digital.

México enfrentará en breve una nueva crisis si ignora la importancia de la economía digital, esto es, el nuevo término utilizado para referirse a los nuevos modelos de producción en los que se comercializa, intercambia y se realizan compras de bienes y servicios de manera completamente digital.

En México, este modelo de negocio ha tenido un significativo impacto en el desarrollo de negocios como
• Mercados digitales multinacionales: plataformas que permiten a los usuarios finales intercambiar y realizar transacciones.
• Revendedores: empresas que controlan los precios y asumen responsabilidad hacia los clientes.
• Integración Vertical: empresas que han adquirido la propiedad de proveedores y, por lo tanto, han integrado el lado de la oferta del mercado dentro de sus negocios.
• Proveedores de Insumos: no son intermediarios e interactúan sólo con otra firma y no con el cliente final.

Por lo anterior se estima que para el año 2030 estos modelos de negocios representarán cerca del 80% de la economía nacional. Sin embargo, no sólo México se verá influenciado por esta tendencia, a nivel mundial se prevé que la economía digital se convierta en el principal motor económico de los países.

Para ello, se deben vencer varios retos entre los que destaca la identificación del sujeto en relación tributaria y la vinculación a una jurisdicción en particular, debido a que dentro de la economía digital, la identificación a los principios de sujeción, como residencia, nacionalidad, fuente o establecimiento permanente resultan extremadamente complejos de identificar. En México, la legislación aún carece de los elementos y figuras suficientes para poder delimitar correctamente este tipo de actividades. Por ahora, los esfuerzos se han centrado en fiscalizar a aquellos usuarios e intermediarios de las empresas de tecnología digital. Sin embargo, hay un reto aún mayor, fiscalizar las utilidades de los desarrolladores de esas tecnologías que hacen negocios en el país sin necesidad de contar con presencia física.

Por lo anterior, existe una preocupación de las autoridades fiscales, y no solo de México, sino del mundo, sobre la potestad tributaria de la riqueza generada a través de los modelos de negocio de la economía digital.

Publicado en Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*