Debilidad generalizada de la economía mexicana | Agenda de Inversiones

Debilidad generalizada de la economía mexicana

Carlos Urzúa deja la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el peor momento de esa dependencia y de la economía de México. La debilidad generaliza de la economía se observa, principalmente, en la caída del consumo privado, uno de los componentes de la identidad macroeconómica del PIB. Como nos los recuerda Consultores Internacionales, el Indicador Mensual de Consumo Privado en el Mercado Interior, publicado por INEGI, señalan una primera caída en la tasa de crecimiento anual en el mes de marzo de 2019, a razón de -0.8%, y aunque hubo un ligero repunte en abril (0.3%), la tendencia de crecimiento va a la baja. Sucede lo mismo con el Indicador Mensual de la Inversión Fija Bruta, que mostró una caída en marzo de -6% y un ligero repunte en abril de 0.26%.
Asimismo, la Inversión Extranjera Directa, además de las implicaciones en cuanto a empleo y producción se refiere es, en buena medida, un indicador de la confianza de largo plazo que los inversionistas globales tienen en el País. Según datos de la Secretaría de Economía, en el primer trimestre de 2019, se recibieron 10.2 mil millones de dólares, esto es casi 20% menor a lo captado en el mismo periodo de 2018 y es la menor captación para un primer trimestre desde 2012.
En el caso de los ingresos presupuestarios del sector público, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en los primeros cuatro meses de 2019, se han registrado tasas de crecimiento anuales negativas, -24%, -20%, -6% y -21%, respectivamente. Esto -por supuesto- ha sido causa de que variables como la inversión física del sector presupuestario estén mostrando caídas superiores a 22% en los meses de enero y febrero. La ecuación es sencilla, menores ingresos públicos, menores inversiones. Y en el caso de variables de comercio exterior, la tasa de crecimiento anual de las exportaciones parece venir a la baja, aunque en mayo hubo un repunte; para las importaciones, en el primer trimestre de 2019 se observan tasas de crecimiento anuales de -1%, 2% y 0%, y si se revisa con detalle, se observa aún más pronunciadamente en bienes de uso intermedio y bienes de capital, quizás una primera muestra de la disminución en el poder de compra de las empresas.
Por cierto, preocupa mas las razones de la renuncia, que la renuncia. ¡Vaya reto el que tiene enfrente, Arturo Herrera Gutiérrez, nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público!

Publicado en Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*