Sin recuperarse el sector de la construcción; ICA podría desaparecer. | Agenda de Inversiones

Sin recuperarse el sector de la construcción; ICA podría desaparecer.

El alicaído sector de la construcción no repunta. Y la verdad, el temor de que se venga una ola de quiebras de empresas constructoras, está a la vuelta de la esquina; el arranque podría ser la quiebra de la enorme, en otro tiempo poderosa Empresas ICA, constructora del México moderno, que en su larga y fructífera historia hizo supercarreteras, puentes, edificios, conjuntos habitacionales, aeropuertos, presas y todo en donde se necesite pegar tabiques, diseñar y construir grandes obras.
Y lo que preocupa es que el sector de la construcción no responde a pesar de lo que el gobierno y el sector privado hacen para darle respiración directa. Un buen ejemplo lo tenemos en el sector bursátil, con la introducción de la estructura de inversión Fibra E, que fue diseñada con base en las Sociedades Maestras Limitadas (MLP, por sus siglas en inglés) utilizadas en Estados Unidos, que permite que los propietarios de activos maduros que generan ingresos, vendan una participación de estos activos a inversionistas externos. Esto ofrece una especie de financiamiento alternativo para compañías de infraestructura, ya que los recursos obtenidos por la venta de estas participaciones pueden utilizarse para financiar nuevos proyectos.
Infraestructura Energética Nova y Fermaca Enterprises están entre las compañías que Moody’s espera se beneficien de una mejor capacidad para generar nuevos flujos de inversión, según el reporte titulado “Construction sector main beneficiary of new ‘FIBRA E’ trusts.” Sin embargo, el principal objetivo del gobierno al crear la Fibra E fue atraer inversión para Comisión Federal de Electricidad, o CFE (Baa1 estable) que es la compañía de energía eléctrica y para la petrolera Pemex (Baa1 RUR), ambas propiedad del estado mexicano.
Aunque Pemex podría generar hasta 4,000 millones de dólares utilizando la estructura, este monto sería relativamente pequeño en relación al total de su base de activos de 126,000 millones de dólares, señaló Nymia Almeida, una Vice President and Senior Credit Officer de Moody’s. “No creemos que Pemex transferiría una parte importante de su base de activos a vehículos Fibra E, lo cual limita cualquier efecto en detrimento de sus acreedores”, continuó Almeida. “Fibra E ampliará la base de inversionistas de la compañía y ayudará a reducir su carga de deuda y gasto de intereses”.

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*