Alarmante la dependencia alimentaria de los mexicanos | Agenda de Inversiones

Alarmante la dependencia alimentaria de los mexicanos

Si bien es cierto que la producción agropecuaria en México ha crecido en forma exponencial, habría que comentar que también las importaciones de alimentos se han incrementado, aumentando la dependencia alimentaria de los mexicanos en forma dramática. Por ejemplo, en 1993, las exportaciones de productos agropecuarios de México equivalieron a dos mil 789.7 millones de dólares (mmd) y en 2015 sumaron 12 mil 970.6 millones. Este crecimiento de 365 por ciento, sin duda tiene una importante base en la entrada en vigor del TLCAN, lo que permitió el acceso a uno de los mercados más grandes de consumo en el mundo. Empero en contraparte, nosotros también nos convertimos en mercado para nuestros socios, así que la apertura comercial trajo consigo un incremento casi en la misma proporción (312 por ciento) en nuestras importaciones agropecuarias totales, pasando de dos mil 726.7 mmd en 1993 a $11 mil 240.9 millones.

En este contexto destaca Consultores Internacionales, la apertura del sector agropecuario generó que México se volviera deficitario. En 1993 se registró un superávit de 62.9 mmd, para iniciar una vida de déficit comercial (exceptuando los años de 1995 y 1997). No fue sino hasta 2015 en que se vuelve a registrar un superávit (por mil 729.7 mmd), lo que representa un destacado revés en la tendencia que se seguía. Cabe señalar que entre enero y junio de 2016 se registra un superávit por dos mil 149.1 mmd en nuestra balanza comercial, lo cual da indicios de que se superará el de 2015.

Si analizamos los principales productos agropecuarios comerciados, destaca el aguacate, cuyo valor de exportación pasó de apenas 19.1 mmd en 1993 a mil 632.4 mmd, un exorbitante aumento de 8.430.5 por ciento. Pero en las importaciones vemos cómo el maíz -principal producto en la dieta del mexicano-, que en 1993 ocupaba el lugar 14 con apenas el 2.6 por ciento del total, ahora sus importaciones equivalen a dos mil 458.7 mmd (22.9 por ciento del total), lo que implica un incremento del 3.426.2 por ciento del valor importado en 1993. De ahí que muchos analistas señalen que la seguridad alimentaria del mexicano, está muy expuesta a los vaivenes del mercado y al valor de nuestra moneda en el extranjero. Y cada vez, es peor ante la falta de una estrategia agropecuaria que nos proteja de
esos riesgos.

Y como destaca Consultores Internacionales: “es sumamente importante que se desarrolle una verdadera política agrícola integral, de sustentabilidad y de largo plazo. Sin duda, se han dado pasos importantes, ahora es momento de seguir el paso con mayor velocidad y hacia un escenario con visión de futuro”.

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*