Preocupa a inversionistas atracción de capitales al mercado estadounidense | Agenda de Inversiones

Preocupa a inversionistas atracción de capitales al mercado estadounidense

Las perspectivas del tipo de cambio del peso en relación al dólar, siguen siendo inciertas. No obstante, todo apunta a que este año la depreciación de la moneda mexicana siga creciendo. Las razones son variadas y los análisis posibles, también; sin embargo, desde la perspectiva de Consultores Internacionales, las más importantes son las siguientes.
1. Aumentó la rentabilidad de los títulos de renta fija en Estados Unidos. La rentabilidad de los bonos del tesoro a 10 años que había alcanzado un mínimo de 0.51% en agosto de 2020, cerró febrero en 1.41%. Esto ha sido un aliciente para cambiar la preferencia por inversiones en renta variable en México para adquirir estos títulos que son de bajo riesgo y garantizan utilidades en el corto y mediano plazo.
2. El carry trade dejó de ser un buen amortiguador del tipo de cambio. Esta práctica que consiste en obtener créditos blandos en Estados Unidos y colocarlos en bonos con mayor rendimiento en México, está dejando de suceder, asociado principalmente a las previsiones de mayor inflación en México, tasas de interés reales casi en cero y a la expectativa de una acelerada depreciación del peso.
3. Aumento del índice dólar. Asociado a lo anterior, en el mismo periodo este índice, que mide el valor de la divisa estadounidense con relación a una canasta de monedas extranjeras, ha tenido un rápido incremento en los últimos días, pasando de un promedio de 90.1 puntos en el primer mes y medio del año a superar los 90.9 puntos el 26 de febrero pasado, el nivel más alto en 12 meses, lo que da muestra de una recuperación gradual, pero firme.
4. Crecimiento económico. Claramente hay un diferencial significativo en la recuperación de la economía estadounidense, respecto de la de México que no ofrece señales de recuperación al menos en los meses siguientes, lo que, asociado a una baja preferencia por el riesgo, simplemente limita las posibilidades de nuevas inversiones y atracción de capitales de corto plazo a México.
5. Incertidumbre. A lo anterior, hay que agregar una serie de elementos como las diferentes políticas públicas y actitudes hacia la inversión extranjera y privada, que podrían impulsar una salida de capitales, el proceso electoral y en general malas condiciones en el ambiente de negocios. Así, el tipo de cambio podría cerrar el año arriba de 21.50 pesos por dólar.

Publicado en Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*