México, en el peor escenario para comenzar el 2020: INEGI. | Agenda de Inversiones

México, en el peor escenario para comenzar el 2020: INEGI.

Por cierto, este próximo jueves 30 de enero, INEGI dará a conocer su estimación oportuna de la variación del PIB del cuarto trimestre de 2019. Todo parece indicar que registrará una contracción, tanto el último tercio del año, como en el acumulado de 2019. Las últimas cifras del IGAE (de noviembre) muestran considerables contracciones en la actividad secundaria (industria) y una desaceleración importante en las terciaria (servicios). En particular, los datos del IGAE de octubre y noviembre muestran que la economía se contrajo en ese período 0.8%.
Como lo fue a lo largo de todo el año -precisa el INEGI-, el eslabón más débil y que explica en gran medida este bajo dinamismo, son las caídas constantes en la inversión productiva. En gran parte explicada por un ambiente de poca confianza para las inversiones.
Así -añade el INEGI- nuestra expectativa es que la economía mexicana se contrajo -0.7% durante el último trimestre del año octubre-diciembre del año pasado, a tasa anual con cifras originales. Con ese dato, se confirmaría que la economía en 2019 se estancó y observó incluso una ligera contracción en términos reales cercana al 0.25%.
Con ello, el PIB de México se encuentra en el umbral entre un estancamiento y una recesión económica (una variación de 0.0% o caer -0.3% es prácticamente hablar de un estancamiento).
Lo anterior conlleva dos problemas. El primero es que lejos de que pareciera que la debilidad económica haya tocado fondo, las últimas cifras hacen notar que sigue profundizándose la pérdida de dinamismo. A comienzos del 2019 considerábamos que la primera mitad del año sería la más débil; la realidad es que la segunda parte fue la de mayor pérdida de dinamismo. El segundo, es que entrar en una tendencia de variaciones negativas en el PIB trae consigo que pueda tardar meses en recuperarse, con el riesgo de que se vuelva un círculo vicioso de mayores caídas.
En este sentido, México se encuentra en el peor escenario para comenzar el 2020, ya que inicia con una economía con tendencia a la baja. Revertirla será difícil o podría demorar más tiempo y retrasar con ello la recuperación del PIB. Por consiguiente, el primer trimestre de este nuevo año será difícil y no descartamos también se registre una contracción.

Publicado en Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*