En 2016 fue de 22.2%; en 2017, 11.1% y en 2018, 5.4% | Agenda de Inversiones

En 2016 fue de 22.2%; en 2017, 11.1% y en 2018, 5.4%

México, lamentablemente, no está en la senda del cierre de la brecha digital o de la consecución de la tan ansiada conectividad universal. Sí, nadie puede negar que ha crecido el número de hogares con conexión a internet, pero de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de Ia Información en los Hogares (ENDUTIH) 2018, solo 53 de cada 100 hogares mexicanos cuenta con conexión a internet, lo cual, aunque de primera mano suena alentador, se traduce en 16.4 millones de hogares sin este servicio que, actualmente, es considerado como un derecho en la Constitución Pólítica de México.
Los analistas de The Competitive Intelligence Unit, nos señalan que no sólo sorprende la magnitud del número de hogares desconectados, sino que la dinámica de crecimiento se debilita. Aunque se registran cada vez más hogares con conectividad, se observa una marcada desaceleración en el crecimiento. En 2016 se contabilizó un crecimiento anual de 22.2%; esta métrica fue 11.1% en 2017 y, finalmente, en 2018, fue 5.4%, es decir, el país se dirige a un indeseable estado estacionario en cuanto a crecimiento en conectividad.
Por supuesto, esto se debe a que todos estos servicios necesitan del ejercicio de fuertes sumas de recursos de capital para el despliegue de infraestructura y que, para que se asegure un retorno de inversión, se requiere de cierta masa crítica para su operación. Y es que la población en México se concentra principalmente en las grandes urbes, de manera que 48% reside en localidades de más 100 mil habitantes, mientras que 29% se encuentran en poblaciones entre 2,500 y menos de 100 mil. La proporción restante (23%), casi una cuarta parte de los mexicanos, viven en localidades con menos de 2,500 habitantes. Estas últimas con marcadas dificultades para la provisión de servicios directo al hogar, entre éstos, los de telecomunicaciones.

Publicado en Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*