Debajo de países como Haití, Guatemala, El Salvador y Honduras | Agenda de Inversiones

Debajo de países como Haití, Guatemala, El Salvador y Honduras

No obstante las medidas urgentes para evitar que avance el empobrecimiento de los mexicanos, el salario mínimo en México es de los más precarios de América Latina, al grado de que se encuentra por debajo de países como Haití, Guatemala, El Salvador, Honduras y República Dominicana, entre muchos más. Además de ese indicador negativo en el país, también se encuentra la tasa de informalidad laboral, que es una de los más elevadas de la región. Precisamente, especialistas del sector laboral que participaron en un diálogo organizado por el Observatorio de Trabajo Digno, coincidieron en la urgencia de dos políticas gubernamentales: que se apruebe un incremento de 30 pesos al salario mínimo, y detener las prácticas ilegales de outsourcing, que incluyan nuevas medidas de inspección a empresas.
De acuerdo con el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el análisis “Déficit del salario mínimo” que refleja los mejores salarios mínimos de América Latina, el salario mínimo en México se encuentra en los últimos lugares de la región del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, y su nivel respecto a la línea de pobreza y grado de cumplimiento con las necesidades del trabajador y su familia. Según Janneth Del Real, de Expok, mientras el salario mínimo promedio para la región fue de 262.6 dólares en 2011, en México se situó en 121.5 dólares, ubicándose como el tercer país con el menor salario mínimo medio de la región, sólo por debajo de Bolivia y Nicaragua. En el 2000, el salario mínimo en Latinoamérica fue de 123.3 dólares y en México de 96.6 dólares, por lo que once años atrás fue el séptimo país de la zona con menor salario mínimo. En el lapso 2000-2011, el salario mínimo en México aumentó en 24.9 dólares y en toda América Latina en 139.4 dólares. En esa década, el país fue superado por Honduras, Brasil, Ecuador y Uruguay.
En Venezuela, el salario mínimo volvió a aumentar en octubre, según anunció el Gobierno, y quedó en 300 mil bolívares al mes, lo que es equivalente a unos 16 dólares. Este es el tercer incremento de salario en lo que va del año en ese país que enfrenta una gran inflación. Al tomar en cuenta esta situación inflacionaria, Venezuela -no hay duda- tiene el salario más bajo de la región. Nicaragua le antecede con 129 dólares por mes. En el otro lado del espectro está Chile con el salario mínimo más alto de la región (423 dólares), seguido de Uruguay (416 dólares) y Ecuador (394 dólares).

Publicado en Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*