Confianza en la economía estadunidense; seguirá este año como la locomotora del mundo. | Agenda de Inversiones

Confianza en la economía estadunidense; seguirá este año como la locomotora del mundo.

El mercado laboral norteamericano se mantiene firme. Las vacantes laborales (JOLTS, por sus siglas en inglés) se colocaron nuevamente por encima de los 9 millones de plazas en diciembre, la lectura más alta en tres meses. Por otra parte, la nómina no agrícola también rebasó las expectativas del mercado al aumentar en 353 mil empleos en enero. El consenso estimaba alrededor de 180 mil.
Al respecto, los analistas de INVEX nos dicen que mientras la expansión del empleo no se modere, el consumo privado (principalmente en servicios) podría mantenerse como el principal motor de la demanda en Estados Unidos. Aunado a lo anterior, algunos indicadores de inversión tanto residencial como no residencial comienzan a mostrar cierta estabilización.
Además del sorpresivo aumento de la nómina no agrícola de enero, destacó el fuerte aumento de las remuneraciones promedio por hora tanto a tasa mensual (0.6%) como anual (4.6%). Esto demostró que las presiones salariales están lejos de disminuir.
La Reserva Federal (FED) dio a conocer una nueva decisión de política monetaria, en la cual el Comité de Operaciones de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) mantuvo el rango de la tasa de interés de referencia en [5.25%-5.50%]. La decisión fue unánime, en línea con lo esperado por INVEX y por el consenso del mercado. Los buenos datos económicos reportados a lo largo del último periodo han impulsado una postura más cautelosa por parte de los miembros del FOMC, quienes han señalado que el primer recorte no será en marzo, como esperaba el mercado, sino posiblemente hasta junio, en línea con nuestra expectativa.
Mientras que en Estados Unidos la actividad económica crece a paso firme, la historia en la Eurozona es diferente. El PIB de la región se estancó en el 4T-2023 (0.0% q/q), siendo Alemania el principal lastre para la actividad económica. Las perspectivas para 2024 son poco alentadoras debido a las altas tasas de interés, la menor demanda interna y externa, así como la desaceleración del sector manufacturero.
La inflación de enero se ubicó en 2.8% a/a, en línea con las expectativas del mercado. Mientras tanto, el componente subyacente continuó moderando su crecimiento, ubicándose en 3.3% a/a. El descenso en el índice general fue impulsado por la caída en los precios de energía.
En cuanto a la confianza, los principales índices (económica, industrial, y de servicios) se ubicaron en línea con lo esperado por el mercado. Siendo el indicador de confianza el que varió ligeramente respecto a lo estimado, pero marcando su mayor nivel desde enero de 2023.

Publicado en Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Comentarios recientes